Evolución y previsiones para el mercado del alquiler de oficinas en Barcelona

El alquiler de oficinas en Barcelona es un mercado en continua evolución. Las previsiones al inicio del 2020 eran muy alentadoras. Lo que vino después, tanto en términos sanitarios como económicos, lo conocemos todos. No obstante, al igual que en Madrid, el sector de las oficinas en la Ciudad Condal para su uso en coworking está recuperando ritmo y la inversión en Barcelona así lo demuestra.

Centros de negocios de áreas específicas en las que se están desarrollando núcleos de oficinas, como Azca, Castellana Norte y la zona de Julián Camarillo en Madrid, o el 22@ en Barcelona, están siendo incluidos en planteamientos estratégicos innovadores. Estos contribuirán a cambiar ambas ciudades y nos ofrecerá mayores oportunidades para el alquiler.

 

El mercado del alquiler de oficinas durante la pandemia

Los efectos de la pandemia fueron claros en el mercado inmobiliario del alquiler de oficinas en Barcelona. La bajada de la producción, el confinamiento y el subsiguiente estado de alarma, sumados al teletrabajo, fueron factores que influyeron en la caída de la ocupación de 6,5 millones de metros cuadrados.

Este desplome fue de un 60 % en el alquiler de espacios y se notó, principalmente, en el distrito 22@, donde se concentra la mayoría de la oferta. Esta cifra contrasta con las previsiones del inicio de 2020 y, también, con los datos reales de contratación en el primer semestre de 2019, cuando se registraban subidas el 65 % con respecto a años anteriores.

El desarrollo de las empresas del ámbito tecnológico ha contribuido al crecimiento de este distrito, que se está configurando como un epicentro de este tipo de actividad en Europa. Los precios de alquiler bajos, en comparación con el resto de los países europeos, las comunicaciones y la situación geográfica, son factores que influyen en el éxito de esta actividad.

Tanto es así que el distrito 22@ tiene pendiente el desarrollo de una superficie que oscila entre 1 y 1,5 millones de metros cuadrados destinados a oficinas y coworking. Los efectos en términos de rentabilidad han sido devastadores durante los últimos meses, pero la tendencia es de recuperación, a medida que se normaliza la situación y se recupera la dinámica prepandémica.

 

¿Qué ocurrirá en el futuro?

Si observamos los datos, ponen de manifiesto que 2020 fue un año de colapso general, sobre todo por la parada de muchas actividades y la congelación de muchas líneas de producción. Sin embargo, todo indica que el teletrabajo tardará en ser una práctica generalizada y universal, y que este tipo de actividad, basada en el alquiler de oficinas y de espacios para compartir instalaciones laborales, continuará su evolución positiva.

Las cifras avalan esta afirmación. El mercado inmobiliario de oficinas en la ciudad de Barcelona va a experimentar un incremento de alrededor de 300 000 metros cuadrados este año 2021 y esa cifra será aún mayor en 2022. Gran parte de esa superficie estará en el distrito 22@.

En este sentido, pese a la disminución de la demanda por la situación de pandemia, ya en los primeros meses de 2021 se ha registrado un creciente dinamismo en este mercado del alquiler de oficinas. Pese a los incrementos registrados, aún no está claro que este año acabe con cifras muy superiores a las de 2020 y la rentabilidad que se obtenga dependerá del ritmo de vacunación y la velocidad de recuperación económica.

 

El impacto del teletrabajo

El teletrabajo ha influido de manera clara en la reducción de los niveles de alquiler de espacios para oficinas durante la pandemia. Sin embargo, el sector inmobiliario de las oficinas no parece ser tan vulnerable como se creía al incremento de los índices de teletrabajo.

Según analistas, la vuelta al trabajo presencial volverá a los niveles anteriores a la pandemia tan pronto como se normalice la situación sanitaria. De hecho, con el avance de la campaña de vacunación, los niveles de teletrabajo ya han vuelto a estar mucho más cercanos a las tasas anteriores a marzo de 2020. Las empresas siguen apostando por la presencialidad, las sinergias y los equipos que se reúnen físicamente.

 

Coworking, centros de negocio y otras fórmulas

Al igual que el teletrabajo, los espacios de coworking, los centros de negocio y otras fórmulas híbridas permiten flexibilizar los horarios de los empleados. Todo está relacionado con el trabajo cooperativo, las oficinas integradas y las formas de empleo más asociadas al emprendimiento, las tecnologías, la innovación y las sinergias entre grupos dinámicos de trabajo.

También, hay quienes predicen que algunas grandes compañías se interesarán por la dispersión de departamentos y buscarán oficinas alquiladas de dimensiones más reducidas y un coste asumible. Esto podría suponer un nuevo impulso al sector inmobiliario de alquileres para oficinas.

 

Principales áreas de alquiler de oficinas en Barcelona

La Ciudad Condal ha experimentado un crecimiento sostenido en los últimos años en el sector del alquiler de oficinas y la formación de centros de negocios de pequeñas y grandes empresas de toda Europa.  Zonas como Eixample así como el distrito 22@, L’Hospitalet, Cornellà de Llobregat, Les Corts, Sants – Montjuic y Ciutat Vella son ejemplos de ello.Hay cuatro áreas fundamentales que concentran gran parte de la actividad. Una de ellas es L’Eixample, en Barcelona centro, que dispone de excelentes vías de comunicación y una oferta inmobiliaria de calidad para las empresas.

Por otro lado, junto al mar, el área ubicada entre la Diagonal Mar y el WTC Barcelona, se ha convertido en el lugar donde se han establecido empresas dedicadas a la innovación y las tecnologías de la información y la comunicación.
El epicentro económico Plaza Europa y el distrito 22@, en el barrio de Poblenou, atraen a decenas de entidades que forman un creciente tejido empresarial innovador y dinámico.